• Martha Alles

Verano. Descansar. Pasear. Aprender cosas nuevas. Compartir con amigos…


En el hemisferio Sur estamos en verano, período de vacaciones. Sin embargo, en los últimos años, los usos y costumbres han incorporado otras fechas, popularizando las vacaciones de invierno. Según las posibilidades económicas de cada uno, las personas se trasladarán a otras ciudades o disfrutarán opciones más cercanas a su domicilio. Muchos destinan su período de descanso a visitar familiares y amigos, otros utilizan parte del tiempo para estudiar, etc.

Los intereses personales son diversos y diferentes. Las miradas también lo son. Dos personas visitan un mismo lugar, una misma ciudad y ven, descubren, cosas diferentes. Con el mismo tiempo y recursos disponibles, los resultados pueden ser totalmente distintos.

Ruego al lector tener en cuenta que, en mi opinión, no existe “algo que está bien y algo que está mal”. Tampoco pienso que “una cosa es mejor que otra”.

Las preferencias, en materia de vacaciones, como en cualquier otra cosa, son un tema absolutamente personal.

Sobre fines del siglo pasado y con mucha fuerza en el presente, el estudio de los distintos intereses personales ha suscitado la atención de investigadores de diversos ámbitos. En lo personal, he destinado dos obras a la cuestión e incorporado la temática a otras, dado que la “conciliación entre la vida personal y profesional” debe ser considerada como un factor más en las buenas prácticas de Recursos Humanos, en los programas de formación destinados a Directivos y Jefes de todos los niveles, etc.

La conciliación de los distintos intereses es un tema que preocupa a todos, sin importar edad ni género.

La expresión “Intereses personales” se utiliza para designar al conjunto de los diferentes planos de acción en la vida de una persona (Fuente: Diccionario de términos de Recursos Humanos, Ediciones Granica, 2011).

Los intereses personales pueden abarcar diversos aspectos, entre los principales: Vida profesional, aspectos relacionados con la familia, deportes o hobbies personales, actividades comunitarias, intereses culturales, espirituales y religiosos, placer por el tiempo libre y muchos más. La enumeración realizada puede ser incompleta y no implica un orden de prioridad. Además, cada ítem puede abrirse en otros; por ejemplo, en lo que respecta a familia, una persona puede tener su “familia directa” y luego otros familiares menos cercanos. Del mismo modo, pueden abrirse los otros ítems mencionados en categorías adicionales o intermedias.

En resumen, retomando el inicio del post, el enfoque que cada uno le aplique a sus vacaciones será también la consecuencia de sus propios intereses personales. Descansar, pasear, aprender cosas nuevas, compartir el tiempo con amigos o simplemente no hacer cosa alguna, son opciones todas validas tanto para sus vacaciones como para su tiempo libre en general.


Gracias por visitar La mira de de Martha Alles, un espacio donde me contacto directamente con mis clientes, lectores, colegas y seguidores.

Pueden volver cada semana para ver contenido nuevo.

¡Los espero!

©2017 BY LA MIRADA DE MARTHA ALLES. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM