top of page
  • Martha Alles

Autoconocimiento. Tomar conciencia de sus capacidades y fortalezas


¿Qué implica autoconocerse?

Usted podrá cuestionar la razón por la cual he comenzado reflexionando acerca de qué implica autoconocerse. Quizá esté afirmando frente a esta pregunta ¿quién mejor que cada uno para saber quién es y cuánto vale?

Y puede tener razón, un poco o mucha. No lo sé.

No obstante, más allá de cuántos años haya vivido, cuán seguro se sienta respecto de usted mismo, siempre habrá algo más para saber, para descubrir.

En este plano de cosas, le propongo cuestionarse sobre diversos aspectos de la vida, incluyendo sus comportamientos, aunque, en una primera instancia, puedan parecer obvios e indiscutibles.

Comprender, de la manera más objetiva posible, cómo es su realidad, cómo desearía que fuera, cuáles son las metas que desearía alcanzar y, al mismo tiempo, medir las posibilidades de alcanzarlas, sobre la base de las propias capacidades y limitaciones.

Plantearse metas posibles y retadoras, es altamente positivo. Plantearse metas no retadoras o, en un opuesto, metas inalcanzables, no será positivo.

En ocasiones, algunas personas sobrevaloran sus capacidades. En otras, exageran sus limitaciones, las sobredimensionan. Ambas situaciones no son positivas.

¿Ha desplegado su talento en todo su potencial? ¿Cuáles son realmente sus conocimientos y competencias?

Los conocimientos devienen de los estudios formales realizados y, adicionalmente, de otras vertientes.

Veamos un ejemplo simpático, casi “divertido”, en una famosa película, Legally Blonde (2001), que en España se conoció como Una rubia muy legal; en Hispanoamérica, Legalmente rubia, dirigida por Robert Luketic, el personaje principal Elle Woods, interpretado por Reese Witherspoon, logra resolver una cuestión fundamental en un juicio, al sumar sus conocimientos legales con otros, de la vida cotidiana, que ella denominó “conocimientos femeninos”.

Las competencias también se despliegan en ámbitos diversos, tanto el profesional como en la vida cotidiana. Conocer el nivel de las competencias, usualmente, es más difícil. Sin embargo, es muy importante realizar una autoevaluación al respecto.

De todo lo que sabe y puede hacer -conocimientos, competencias, experiencia- considere todo aquello que le guste más, por cualquier motivo. A estos aspectos los denominaremos favoritos.

Las personas aprenden más y desarrollan sus habilidades con mayor felicidad cuando los tópicos y materias involucrados en sus actividades cotidianas coinciden con sus gustos y preferencias.

Muchas personas, también, cuando se ven enfrentadas a una materia difícil y quizá algo alejada de sus intereses iniciales, asumen el desafío y la incorporan al rubro de favoritos.

Todo es posible

¿Por qué es importante conocerse uno mismo?

Autoconocerse será el punto de partida para crecer y lograr el autodesarrollo.

Antes de finalizar, recuerde el concepto “favorito”, será central en su desarrollo y crecimiento futuro.

64 visualizaciones0 comentarios
bottom of page