top of page
  • Foto del escritorMartha Alles

Contemplando el hoy para definir metas futuras


El presente de cada uno, representado en la frase del título por la palabra “hoy”, está compuesto por todo lo realizado en el pasado, experiencias laborales y personales, estudios formales e informales y expectativas. ¿Se siente confortable con el presente? ¿Siente que desearía cambiar “algo”?

Ese “algo” que, eventualmente, desea cambiar es algún aspecto o, por el contrario, ¿modificar el rumbo?

Muchas preguntas. Respuestas difíciles en la mayoría de los casos.

La palabra “futuro” quizá asusta, hasta puede llegar a ser casi paralizante en algunos casos.

No es la idea.

La utilizo para referirme al porvenir, al devenir de las circunstancias que rodean a cada persona. Desde esta perspectiva, cada uno podrá hacer algo, a partir de hoy, para que ese futuro, ese porvenir, sea exitoso, de acuerdo con las expectativas mencionadas precedentemente.

¿Qué implica definir metas futuras?

Con frecuencia se hace referencia a la visión organizacional, definida como la imagen del futuro deseado por la organización, usualmente de tres a cinco años por delante. Por extensión, el concepto se utiliza en los emprendimientos individuales y en el desarrollo de una profesión independiente. En estos dos últimos casos, la visión será aquello que se desea alcanzar en ese plano específico

Adicionalmente, las personas, cada uno de nosotros, tenemos una visión desde la perspectiva individual: es la imagen del futuro deseado para uno mismo. Implica fijarse retos y objetivos a alcanzar.

Unos podrán soñar con vivir en una isla desierta o en una pequeña población en la montaña o, por el contrario, en una gran ciudad con acceso a librerías, teatros, actividad cultural diversa. La visión así planteada podrá ser más o menos alcanzable.

Esa visión de futuro podrá mostrarnos una idea de largo plazo, por ejemplo, pensando en el retiro o, dónde querría estar en cinco años…

Todas las personas tienen una visión de futuro, aun cuando no hayan pensado conscientemente en ella. Quizá sin proponérselo realizan acciones para algún día concretar dicha visión.

Si hasta ahora no imaginó un futuro deseado, podrá comenzar a diseñarlo.

Cada uno tiene un presente y un conjunto de opciones para administrar, según las circunstancias personales y de su entorno. Metas para alcanzar, retos para enfrentar.


¿Por qué es importante definir nuestras metas?

El futuro se hará presente, se haya pensado en él o no, se hayan realizado acciones para mejorar o no. Definir metas retadoras y alcanzables es una oportunidad para que ese futuro nos encuentre en mejor forma. Prepararse para alcanzar los objetivos, mejorando sus capacidades a través del aprendizaje y del desarrollo de competencias será siempre el mejor camino.



66 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page